Las Muestras de Densidad: ¿Son necesarias? ¿Para qué sirven? ¿Cómo se hacen?

Como somos las crocheteras… vemos un hilo y como un imán… ya está en nuestra bolsa de la compra, vemos un diseño y no paramos hasta hacernos con el material para poder realizarlo… y luego… Estás ansiosa por ponerte a tejer y quieres empezar cuanto antes, ¿No?

Como te entiendo!! Pero primero hay que hacer una muestra de control de densidad.

Sé que es un fastidio!! Pero… el grosor, la elasticidad, la textura… pueden hacer que no se correspondan con los cálculos de otra prenda que hicimos con anterioridad, o y si adquirimos un patrón… muchas veces no se corresponde, porque se hicieron con otro hilo. Además cada una tejemos distinto, más flojito o apretado…

Para evitar todo tipo de problemas, siempre debemos empezar por hacer una muestra de Control de Densidad que te aporta un montón de información de suma importancia.

  1. Probaremos que el número de aguja seleccionada sea la apropiada.
  2. Testearemos el hilo y analizaremos sus propiedades.
  3. Veremos si nos gusta o no la muestra elegida.
  4. Estimaremos la cantidad de material que vamos a necesitar.
  5. y… Calcularemos los puntos y vueltas que tendrá cada pieza del proyecto.

¿Que son las muestras de Densidad?

Las muestras son pequeños cuadraditos tejidos con el punto que vamos a utilizar para averiguar cuantos puntos y vueltas necesitaremos para realizar nuestro proyecto, y de paso, calcular que cantidad de hilo necesitaremos.

¿Son necesarias las muestras?

Por supuesto que Sí!!

 Yo no puedo tejer nada sin antes probar la lana, necesito probar que ganchillo voy a utilizar para que me quede con la tensión apropiada para el proyecto, y me quede con la caída y aspecto deseado.

Si no tejo una muestra, me arriesgo a tener que deshacer todo el trabajo, o tener que regalar el jersey porque ha quedado pequeño o gigante… y vuelta a empezar.

3 razones de peso para utilizar muestras de densidad.

No todas tejemos igual.

Cuando nos descargamos un patrón, la persona que lo diseña lo hace con una tensión: más apretadita o más suelta… y aunque utilicemos el mismo hilo, debemos comprobar que tejemos igual que la diseñadora, y que las medidas son las que se muestran en el patrón. Si lo tejo más apretado la prenda va a quedar más pequeña, y por el contrario, si lo tejo más suelto, la prenda va a quedar más grande.

Si no tejemos con el mismo hilo propuesto por la diseñadora.

Aunque el fabricante nos indique que es el mismo grosor cada lana reacciona de forma distinta, y requiere ser tejida más apretadita o más suelta, para obtener la caída y aspecto deseado.

Si queremos cambiar el tipo de punto del patrón.

Tenemos que tener en cuenta que cada muestra reacciona diferente, unas quedan más cortas, otras se estiran, algunas quedan más anchas o estrechas,… depende de los puntos utilizados.

Trucos

Puedes ser fiel a un tipo de lana básica, guardar las muestras, y así siempre las tendrás de referencia sin tenerlas que tejer de nuevo.

Crea un archivo, Sé que es un fastidio, pero en el futuro se agradece muchísimo. Indica el hilo, el fabricante, el grosor, el metraje, el ganchillo utilizado…

¿Se bloquean las muestras?

La muestra tiene que tener el mismo acabado que la prenda terminada. Si tenemos que lavar, se lava, si tenemos que bloquear, se bloquea… Porque necesitamos la medida de la prenda una vez terminada.

*Suelo lavar las fibras naturales, para que hagan su encogimiento si la fibra no lo ha hecho, así evito sorpresas. Y… personalmente no bloqueo nunca tejidos como… el Punto Bajo, Alto, y en general puntos tupidos, pero sí los dejo reposar 24 h para que se asienten, es decir, cojan su espacio. En cambio siempre bloqueo los tejidos calados.

¿Qué necesitamos?

  • Lápiz y papel
  • Centímetro o regla
  • Calculadora
  • Muestra de crochet

Como se hace correctamente una Muestra de Control de Densidad.

Cuando se habla de una muestra orientativa, se trata de un pequeño cuadradito que tejemos con el punto elegido para la labor, utilizando el hilado y la aguja seleccionada con el objetivo de crear nuestro proyecto.

  1. Tejemos un cuadrado que tenga un tamaño mínimo de 13 cm. x 13 cm. No es necesario que quede exacto, es un número aproximado, pero el resultado tendrá que ser un cuadrado superior a 10 cm. x 10 cm.
  2. Un pequeño secreto para no errar con las medidas Hay que dejar descansar la muestra 24 h. plano, con el fin de que se asiente la trama del tejido. Este puede ser el paso más difícil para las tejedoras ansiosas, pero os aseguro que es necesario, 2 horas no son suficientes. Además como se trata de un tejido elástico que vamos a mojar con el uso, no hay que bloquearlo ni fijarlo. *Si es una fibra natural como el algodón, podemos hacer un lavado previo para que termine de hacer el encogimiento antes del reposo.
  3. Pasadas las 24h. Con una cinta métrica o regla contaremos cuántos puntos y vueltas hay en 10 cm. (Es muy importante que se coloque la cinta en el centro del cuadrado y no se midan los extremos, ya que muchas veces están muy tensos o muy estirados y nos puede llevar a error).

Un ejemplo:

Estos días estoy con un patrón para un proyecto y he tejido:

  • 30 puntos
  • 15 vueltas
  • Con un ganchillo: de 2,5 mm.

Resultado de la muestra con la que he calculado el patrón:

  • Total Muestra: 13 cm (Ancho) x 12 cm (Alto)
  • Densidad 10 cm x 10 cm = 22,5 puntos x 13 vueltas

Esto quiere decir que cada 1 cm son:

  • 2,25 puntos ( 22,5 dividido por 10)
  • 1,3 vueltas (13 dividido por 10)

Con esta información ya podeos calcular cuántos puntos necesitamos para empezar la labor, y cuantas vueltas tejeremos.

O saber si el patrón seleccionado está pensado para un tejido con la misma densidad o tendremos que adaptarlo para que el resultado sea el propuesto por el diseñador.

¿Qué hago cuando no da exacto?

Todos los hilos, aunque se recomienden tejer con el mismo ganchillo, dan una densidad distinta. Si la prenda es muy pequeña, no afectara mucho a las medidas finales, pero si la prenda es generosa… esto puede ser un gran, pero gran problema.

Además cada una tejemos distinto, más flojito o apretado… y esto en una labor como un jersey, vestido o chaqueta… puede hacer que fácilmente cambiemos de talla sin darnos cuenta.

Algunos truquitos:

Si la diferencia es menos de 1 cm: puedes cambiar el ganchillo 0,5 o 1 mm menor si ha quedado más grande, esto nos forzará a apretar el punto, o  0,5 o 1 mm mayor, si ha quedado más pequeña, solemos tejer más flojito.

Si es de 1 cm o más: tendremos que reducir o aumentar puntos o vueltas para que se cumplan las medidas de aspecto de la prenda. Podemos realizar nuevamente los cálculos con las medidas en cm que nos da el diseñador, o a medida que vamos tejiendo tendremos que comprobar las medidas para adaptarlas a las que marca el patrón.

Ahora ya no tenéis excusas… todas vuestras labores saldrán con las medidas… perfectas!!

Y para daros el último empujón…

Aquí os dejo un enlace para que os descarguéis mi plantilla del Medidor de Muestras de 10 x 10 cm

Me encantaría ver como lo usas en tus proyectos. Puedes subir una foto a Instagram, etiquétame @fratxell Así nos vamos conociendo para apoyarnos como comunidad.

Y… Recuerda que estoy para ayudarte cuando lo necesites. Deja tus dudas en comentarios.

Imma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !! - Content is protected !!